dilluns, 1 de juliol de 2013

Origen del DNI

Un documento de identidad ¿único?

01.07.2013 | 02:08
El Documento Nacional de Identidad nació legalmente en 1944 por orden del caudillo, que pese a reservarse el número 1 aún tuvo que esperar, como el resto de los españoles, seis años para tener su propia cédula. Desde 1951, se han expedido unos 62 millones de carnés, un documento, al parecer, ni tan único, ni tan fiable.
­Hasta hace unas semanas, el DNI era uno de esos escasos valores seguros que le quedaban al país. Ahora, tras el embrollo sainetero con el archifamoso 00000014Z de la infanta Cristina, otro mito se ha venido abajo derrumbado, también éste, por el vendaval de la corrupción. Dicen los anales que el Documento Nacional de Identidad „con la F de fiscal desde que se incorporó la letra para usos de Hacienda, precisamente„ nació legalmente, tal como se lo conoce hoy, el 2 de marzo de 1944 por orden directa del dictador Francisco Franco con el único fin de crear una herramienta eficaz para controlar a sus enemigos: los «rojos» que le habían sobrevivido a la guerra y al exilio. Como hoy, eran tiempos de leyes sin dotación económica, en aquel entonces por la posguerra, de modo que hasta él tuvo que esperar seis años para presumir de la flamante cédula de identidad. En 1951, Franco obtuvo aquél primer DNI, el 00000001R que se reservó con la misma impudicia que el resto de los privilegios. El 2 fue para su señora y el 3, para su única hija. No esperaba una gran descendencia, ya que sólo se guardó para sí y los suyos hasta el 9. La comisaría elegida para expedir aquéllos primeros carnés fue la de Santa Engracia, en Madrid, todo un privilegio para los funcionarios policiales del régimen.
Como se ha publicado hasta la saciedad estos días, el 10 fue para el elegido por él como sucesor con corona, el entonces príncipe y hoy rey Juan Carlos, el 11 para su esposa Sofía y los siguientes, hasta el 99, para los futuros ocupantes de la línea de sucesión monárquica.. Por ello, la infanta Elena tiene el 12, su hermana el 14 –la superstición aconsejó saltarse el 13- y el príncipe el 15. Tras él, de momento, las dos hijas de éste y herederas al trono, con el 16 y el 17.
El gran misterio no desvelado aún es quién es –probablemente fue- el poseedor del primer carné supuestamente no reservado, el 100, que de seguir con vida hoy llevaría como apellido fiscal la letra P. El dictador ordenó que la nueva cédula comenzase a expedirse en primer lugar a presos y condenados en libertad vigilada, pero las influencias eran las influencias, y el siguiente conjunto de españoles que debían tramitarlo eran los varones que por cuestiones de trabajo o negocio se viesen obligados a cambiar con frecuencia de domicilio. Así, no está claro quién fue agraciado con el 100, si un opositor al régimen fichado por un policía de Documentación en la cárcel o todo lo contrario, un adepto al régimen debidamente identificado en la comisaría de Santa Engracia.
Antes del decreto franquista ya existían cédulas de identidad. Su germen real lo plantó Fernando VII al crear la Policía y otorgarle, entre otras competencias, la puesta en marcha de un censo poblacional identificativo materializado en un documento personal e intransferible que incluyese edad, sexo, estado, profesión y naturaleza del vecindario. ¡Y hasta 1981, linaje aristocrático y estatus económico, con cuatro categorías de ciudadanos! A trancas y barrancas, aquella cédulo llegó a la Guerra Civil, pero el caos y la mortandad debida a la contienda llevó a la creación del documento actual.
El decreto franquista ordenaba que tras los enemigos políticos y los hombres de negocios, los siguientes en ser identificados con luz y taquígrafo debían ser los habitantes masculinos de ciudades de más de 100.000 habitantes, luego los de núcleos de 25.000 a 100.000, y sólo después, las primeras mujeres, aquellas escasas féminas que viajaban por cuestiones laborales. Y así hasta completar una universalización que aún tardaría años en alcanzarse.
La ciudad piloto elegida fue Zaragoza, pero la segunda en implantar el DNI fue Valencia. Dado el éxito, se extendió al resto del país. Como es obvio, identificar a los españoles en el medio rural fue la tarea más complicada. Los equipos de expedición, a modo de unidad móvil arcaica de la Policía, recorría los pueblos a lomos de un burro. Al español de a pie se le convocaba, por parte de las autoridades locales, con unos días de antelación y se le pedía que acudiese al ayuntamiento o a la iglesia con algún documento, el que fuera, que acreditase quién era. Si no disponía de él, eran el alcalde, el cura o la Guardia Civil quienes daban fe, más o menos, de su identidad. Y todo se hacía a mano en pesados libros de registro que aún guarda con celo hoy la Comisaría General de Documentación en Madrid.
Ese procedimiento artesano es el culpable de las duplicidades reales de los DNI. Aunque cada uno de los 59 equipos embrionarios de expedición del carné recibía su lote de números –de ahí la coincidencia geográfica de los DNI-, que no se renovaba hasta agotarlos, los errores existieron, hasta el punto de que se cifran entre 150.000 y 200.000 los carnés duplicados. Desde la llegada de la informática al servicio de documentación de la Policía Nacional y, sobre todo, desde la puesta en funcionamiento del DNI electrónico, ya no hay posibilidades de expedir un mismo número a dos ciudadanos. El sistema simplemente lo rechaza. Las actuales duplicidades son más bien virtuales: aparecen en registros oficiales, pero no corresponden a un DNI realmente doblado, sino a un error o invención del funcionario de turno a la hora de rellenar el formulario del expediente, ya que cuando un dato es desconocido pero de obligado rellenado, ha de escribir cualquier número aleatoriamente para poder avanzar hasta la siguiente página. Eran las ventajas de la Administración manual, que la casilla se podía dejar en blanco y continuar.
Hasta hoy, la Policía ha expedido unos 62 millones de carnés nuevos –curiosamente, hasta 1962 se documentaba incluso a los extranjeros-, por lo que aún restan casi 38 millones de nuevos números hasta precisar de una ampliación en la numeración. Por ello tampoco es cierto que los DNI bajos correspondan a una persona fallecida, otro de los mitos asentados en la calle. De hecho, el número del carné acompaña al español por toda la eternidad. Una ventaja para falsificadores y espabilados, aunque, visto el caso de la infanta, en ocasiones ni siquiera parece necesario llegar a robarle el DNI a un muerto.

dissabte, 8 de juny de 2013

La matança nazi al Maestrat

Ara sabem fefaentment que la Luftwaffe va atacar pobles valencians per posar a punt la seua flota aèria.

5 JUN 2013 - 20:43 CET2           

Casa de la Vila d'Albocàsser destruïda pel bombardeig de la Legió Còndor (maig de 1938.
En el passat número de maig de la revista L’Avenç es publicava un article titulat La legió Còndor al Maestrat, a cura de l’investigador Òscar Vives. Durant aquests mesos passats, també ha anat itinerant per Castelló i Barcelona una exposició fotogràfica sobre aquells bombardeigs dels avions de la Luftwaffe durant la Guerra Civil espanyola. Òscar Vives ha tingut el gran encert de localitzar aquests testimonis gràfics als arxius alemanys, i de fer-los públics. I no sols això, sinó d’esbrinar els motius pels quals Albocàsser, Benassal, Vilar de Canes i Ares del Maestrat foren bombardejats pels avions alemanys. Perquè aquelles localitats estaven bastant lluny del front, no disposaven de guarnicions militars, ni de polvorins, ni de cap objectiu militar plausible. Quin perill representaven per a les tropes franquistes? Els investigadors diuen que objectivament cap i que la raó és una altra. Els nous avions Stuka necessitaven fer pràctiques de tir i, en concret, provar una nova bomba de 500 kg, que calia alliberar a tan sols 500 m sobre el blanc, i estudiar-ne el poder destructiu. Des de l’aeròdrom de la Sénia, on estigué mes i mig la guarnició Còndor, es van triar els pobles del Maestrat per proximitat i per estalvi de combustible, i durant el mes de maig de 1938 es van dur a terme les pràctiques de tir. Com escriu Vives: “l’única raó del bombardeig dels nostres pobles va ser comprovar la precisió del bombardeig en picat i els efectes de les bombes SC500 en poblacions civils”. En els atacs als pobles del Maestrat moriren trenta-vuit persones (però possiblement en foren bastants més) i causaren centenars de ferits, així com produïren molts danys materials, amb la pèrdua d’un important patrimoni arquitectònic i artístic. Als arxius alemanys es conserven les fotografies fetes pels alemanys abans del bombardeig i després, una tasca encomanada al major Leopold Graf Fugger, flamant descendent dels banquers Fugger de Carles V, i que va dur a terme amb la proverbial escrupolositat i eficàcia teutona. En alguna fotografia es veu el major enmig d’una mar d’enderrocs, satisfet del poder de devastació dels seus Stuka. Costa sobreposar-se a tanta maldat, a tanta violència i destrucció gratuïta. Pensàvem saber-ho tot d’aquells anys sinistres, però la nostra història segueix oferint-nos sorpreses com aquesta. Ara sabem fefaentment que la Luftwaffe va atacar pobles valencians per posar a punt la seua flota aèria, per testar-la convenientment abans d’embarcar-se en la Segona Guerra Mundial. I que no els va importar la mort d’innocents (entre ells cinc xiquets, entre quatre i un any). Aquells pobles a partir d’aleshores mai més no tornarien a ser iguals, i seria convenient que el govern alemany demanara, si més no, disculpes als valencians

dimecres, 8 de maig de 2013

Reales Sitios de España

REALES SITIOS DE ESPAÑA
  • Palau Reial de Madrid
  • Palau Reial d'Aranjuez (Madrid)
  • Palau Reial de La Granja de San Ildefonso (Madrid)
  • Palau Reial de La Almudaina (Palma de Mallorca)
  • Palau Reial de El Pardo (Madrid)

  • Monestir de San Lorenzo de El Escorial
  • Monestir de Yuste
  • Monestir de Santa Mª la Real de las Huelgas
  • Real Monasterio de Santa Clara de Tordesillas
  • Real Monasterio de La Encarnación
  • Monasterio de Las Descalzas Reales

PALACIOS REALES

  • Palacio Real de Madrid
  • Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial
  • Real Sitio de El Pardo
  • Quinta de El Pardo
  • Real Sitio de Aranjuez
  • Palacio Real de La Granja de San Ildefonso
  • Casa de las Flores
  • Palacio Real de Riofrío
  • Palacio Real de La Almudaina
  • Reales Alcázares

divendres, 26 d’abril de 2013

Morts "accidentals"

durruti¿Quién disparó a Durruti?

El 20 de noviembre de 1936 fallecía en el Hotel Ritz de Madrid, reconvertido en hospital militar, el líder de los anarquistas españoles Buenaventura Durruti. Nacido en 1896, Durruti se había caracterizado por una lucha sin cuartel contra los patronos y los políticos, a los que acusaba de la malísima situación en la que vivían los obreros españoles. Y en esa lucha todo le sirvió, incluido el asesinato y el robo a sucursales bancarias, actitudes honrosas y lícitas, según él, para lograr la sociedad libertaria que tanto anhelaba. Pero una bala disparada el día 18 de noviembre truncó ese sueño, sin que aún se sepa quién fue el responsable de aquel tiro. Durruti cayó herido cerca del Hospital Clínico de Madrid, en pleno frente, mientras ordenaba a un grupo de desertores regresar al campo de batalla. Para algunos, la orden de asesinarle llegó desde los comunistas, enemigos acérrimos del anarquismo propugnado por Durruti. Y para los comunistas, sus asesinos fueron los propios anarquistas, por miedo a que su líder se pasase al bolchevismo.

lleis

el Seguro de Paro Forzoso (1.931)
 La Ley de Accidentes de Trabajo (1.900),
 el Instituto Nacional de Previsión (1.908) y
el Retiro Obrero (1919),
con la Dictadura de Primo de Rivera el
Seguro Obligatorio de Maternidad (1923) y
con Franco Seguro de Enfermedad (1942),
Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) (1947),
la Ley de Bases de la Seguridad Social (1.963),
la Ley General de la Seguridad Social (1966) y
La Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora (1972)

 Desde 1.967 hasta ahora tenemos a mayores La Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora (1972), artículo 41 de la Constitución establece que los poderes públicos mantendrán un régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad (1978), Real Decreto Ley 36/1978 que rea un sistema de participación institucional de los agentes sociales favoreciendo la transparencia y racionalización de la Seguridad Social, En la década de los ochenta se llevaron a cabo una serie de medidas encaminadas a mejorar y perfeccionar la acción protectora al extender las prestaciones de los colectivos no cubiertos y dar una mayor estabilidad económica al sistema de la Seguridad Social, se crea la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, La década de los noventa supuso una serie de cambios sociales que han afectado a cuestiones muy variadas y que han tenido su influencia dentro del sistema de Seguridad Social: cambios en el mercado de trabajo, mayor movilidad en el mismo, incorporación de la mujer al mundo laboral etc., que han hecho necesario adaptar la protección a las nuevas necesidades surgidas, La implantación de las prestaciones no contributivas, la mayor adecuación entre las prestaciones recibidas y la exención de cotización previamente realizada, la creación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la introducción de los mecanismos de jubilación flexible y de incentivación de la prolongación de la vida laboral, o las medidas de mejora de la protección, en los supuestos de menor cuantía de pensiones (1994) y en
1.995 el Pacto de Toledo.

dimarts, 9 d’abril de 2013